Escribir en inglés cuando no es tu lengua madre y tienes poco dinero

Por: Antonio Juan Benítez Rojas

Also available in English

En 2016 me encontraba en la búsqueda de un ingreso suficiente para cubrir mis necesidades básicas en Venezuela, cuando supe de unos sitios llamados content mills que pagaban en dólares por escribir, así que me inscribí en uno de ellos: Iwriter.com. Aunque en ese portal los pagos eran por montos pequeños, me entusiasmé porque entendí que en la medida en que me introdujese más en ese mundo podría aspirar a mejores ingresos, en una moneda fuerte y estable, desde la comodidad de mi hogar y haciendo algo que me apasiona: escribir. Había un solo detalle: para la mayoría de los proyectos de Iwriter había que escribir en inglés

Desde niño me interesó la escritura, y mientras trabajaba en el Poder Judicial era muy feliz redactando sentencias, pero en el caso de Iwriter existía una limitante: los proyectos eran mayormente en inglés. Leí decenas de historias de personas que empezaron con nada, y con el tiempo escribieron artículos por los que les pagaron miles de dólares, ¡pero eran en inglés!

En mi caso, siendo hispanohablante y abogado de profesión, saqué una cuenta muy rápida: ciertamente es posible aprender un poco más de inglés a diario -y en efecto, eso procuro-, pero en el mejor caso me tardaría bastante aprender ese idioma al mismo nivel que mi lengua materna, así que tomé la decisión de enfocarme en escribir artículos en español.

Sin embargo, algunas veces aceptaba proyectos en inglés, pero cuando lo hacía lo que normalmente me tomaba una hora escribirlo en español, en inglés me tardaba cuatro, y, para ser honesto, el vocabulario no era tan profuso como cuando escribía en mi lengua nativa.  

El uso de software automatizado -y gratuito- para escribir en inglés

Teniendo un par de años como freelancer surgieron algunos trabajos de traducción del inglés al español, los cuales eran bastante bien pagados, incluso cobrando la tarifa mínima de España y los Estados Unidos. Trabajando en esto conocí algunas herramientas de traducción automatizadas que, aunque no eran perfectas, hacían más sencillo mi trabajo, ¡además de ser gratuitas! Hablo de Google Translate, Linguee.es y Grammarly. Con Google Translate podía hacer una fairly good translation del inglés al español y viceversa; luego editaría tal traducción y chequearía en Linguee las frases que no tuvieran sentido. Finalmente, Grammarly sería una especie de último recurso gramatical.

Lo anterior era muy útil para traducir (en especial Google Translate), pero un día me planteé que quizás podría usar esto para escribir en inglés, y así empecé a hacerlo: primero escribí un artículo para una inmobiliaria, luego dos más para un abogado de inmigración, dos más para un cliente de Iwriter y otro para Travelista.club. Cabe destacar que de todos estos clientes, el que menos paga lo hace por un monto superior que el que gana un escritor de Iwriter con el ranking más alto: Elite Plus

Cómo escribir en inglés correctamente cuando no es tu idioma natal, en tres pasos

escribir en ingles y español, escribir de español a ingles, escribir de ingles a español, como aprender a escribir en ingles correctamente, como escribir en ingles correctamente, escribir en ingles a español, como aprender a hablar y escribir ingles, escribir en espanol y traducir al ingles
Cómo escribir en inglés correctamente… ¡aunque no lo hables perfecto!

Dicho lo anterior, me consta que es posible escribir artículos en inglés aunque no sea tu lengua materna, y que te paguen por hacerlo. Para ello, te sugiero que sigas estos pasos (que son los que he seguido y me han funcionado):

1. Escribe en tu lengua nativa

Al disponerte a escribir un artículo en inglés lo primero que debes hacer es investigar y tomar notas de fuentes que estén tanto en este idioma  (asumiendo que hablas algo de inglés y que puedes usar algún traductor online gratuito para lo que no entiendas)  como en el tuyo. Luego de haberte hecho una buena idea sobre el tema, haz una estructura del artículo y escribe uno totalmente original en tu idioma (esto es absolutamente esencial si se escribe con fines de posicionamiento SEO). Así, si tu lengua madre es el español, investiga, toma notas y escribe en español para luego traducir al inglés.

2. Traduce el artículo escrito con una herramienta de traducción automatizada

Aunque existen diversos programas de traducción de licencia paga, en mi caso adquirir uno me resultaba muy costoso, así que opté por uno gratuito: Google Translate. Para mi sorpresa, este servicio de Google es bastante preciso, salvo en la traducción de pronombres y ciertos modismos, lo cual nos lleva al próximo paso.

3. Edita la traducción 

En lo que a mí respecta, aunque no soy un traductor certificado, he hecho varios cursos de inglés y hablo este idioma a diario, por lo que acostumbro hacer -y te recomiendo que hagas- una primera revisión personal de la traducción realizada por Google Translate, la cual no debe ser superficial sino lo más exhaustiva posible, tal como si Google Translate fuese un pasante y estuvieses chequeando la calidad de su trabajo. Para hacer esto la recomendación es que tengas en tu haber no uno sino varios cursos de inglés, o que tengas una educación formal en este idioma, además de practicarlo a diario (“zapatero a su zapato”), ya que incluso si contratas los servicios de un editor, esta persona puede obviar algún error en tu artículo. ¡Al mejor cazador se le escapa la liebre!

Ahora bien, cuando alguna palabra o frase traducida por la herramienta de traducción automatizada no te haga sentido -aunque siendo sincero, esto es cada vez más infrecuente en Google Translate-, contrástala con Linguee: busca la versión en tu idioma de dicha palabra o frase en este sitio web, y el mismo te arrojará varias versiones de sus traducciones al inglés. Seguidamente viene el turno de Grammarly (normalmente la extensión de Google Chrome), y es como tener un par extra de ojos alertas. No he adquirido la versión paga de este servicio (¡aunque me gustaría!), pero la gratuita me ha salvado en más de una ocasión de enviarle a un cliente un artículo con una mayúscula, conjunción o signo de puntuación de más o de menos.

Contrata a un editor profesional

Finalmente, para ser franco, cuando se trata de escribir artículos impolutos en inglés, hoy en día cuento con el apoyo de una abogada norteamericana, y esto me parece invaluable. Estoy consciente de que aunque el inglés y el español tienen semejanzas, cada idioma tiene sus propias normas gramaticales y modismos, ¿y quién mejor para constatar esto en inglés que una persona nacida y criada en los Estados Unidos con un título universitario en un área como Comunicación Social, Letras o Derecho?

Corolario

Trabajar como escritor y traductor me ha permitido conectarme con mi verdadera pasión, que es encontrar las palabras adecuadas para transmitir en cada caso el mensaje deseado.

Me falta mucho por aprender para ser un gran escritor (y escribir un libro está entre mis planes), pero el hecho de que en Internet exista tanta información y herramientas de traducción gratuitas, permite que cualquier persona cuya lengua materna no sea el inglés pueda aprender este oficio de forma sustentable, lo cual es particularmente útil en países como el mío, en el cual, mientras se escriben estas líneas, el salario mínimo mensual es de unos $4.

Finalmente, si todo esto te parece demasiado esfuerzo, te ofrecemos nuestros servicios de redacción y traducción, prestados por un equipo multidisciplinario de profesionales de la redacción y edición de documentos en inglés y español. Por favor contáctanos si requieres más información.

¿Te gustó? Síguenos en Facebook y comparte este artículo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *